Armada Española

Actividades

EUNAVFOR (Operación Atalanta) .- BAA 'CASTILLA' (L-52) - Vida a bordo - Actividades - Armada Española - Ministerio de Defensa - Gobierno de España

Icono de twitter Icono de RSS
miércoles, 17 octubre 2018 - documento de las 13:24:42
CONTENIDO PRINCIPAL DE LA PÁGINA

Vida a bordo Actividades

EUNAVFOR (Operación Atalanta) .- BAA 'CASTILLA' (L-52)

sábado, 22 de septiembre de 2018

Vida a bordo 22 de septiembre de 2018.

Comienza un día más en la mar para todo el personal del BAA "Castilla". Ya son 51 días navegando, casi dos meses en los que todos han dado lo mejor de sí mismo en cada puesto asignado. Como cada día, el destino de "Cocina" se prepara para atender las necesidades alimentarias de la dotación. Pero hoy, además, es una jornada especial ya que deberán hacer frente una comida VIP. Estas comidas son de una gran importancia pues en ellas se establecen relaciones diplomáticas con representantes de distintos países. La Brigada de Aprovisionamiento aporta lo necesario para que estos encuentros se realicen en la mejor armonía y propiciar así un ambiente ideal que facilite dicha tarea. El servicio de lavandería trabajó el día anterior para que la mantelería quedara impecable, los encargados de los víveres aportaron todo lo necesario para que los cocineros hicieran los platos mientras que los reposteros se encargarían de que todas las mesas se montasen adecuadamente, además de servir y estar atentos a cualquier necesidad durante la comida.

A las 9:00 -como de costumbre- todos comenzaron a trabajar. Una vez se dispusieron todos los ingredientes necesarios para ambas comidas, el equipo se dividió en dos: unos se encargarían de elaborar el menú para la comida VIP y otros prepararían los platos previstos para la comida de la dotación del barco, deliciosa como siempre.

El equipo, guiado por el Cabo Primero de cocina, se puso manos a la obra para que todo estuviese listo a su debido momento. El resto del personal de cocina continuó con su rutina diaria para que la dotación pudiese disfrutar ese día de una fideuá de plato y un solomillo con una salsa roquefort acompañado de patatas fritas de segundo. Además, en "Cocina" no se olvidaron de servir puntualmente el bocadillo de media mañana, que nunca falta para todo el personal del buque.

Durante varias horas la cocina se revoluciona, se palpa la tensión y los nervios porque todo salga bien y a su debido tiempo. Después de estos momentos de duro trabajo y una vez todo ya está servido la calma llega a la cocina. Con un ambiente más relajado los cocineros se disponen a recoger y dejar todo listo para la cena. Y es que pase lo que pase, la comida no debe fallar. Ya sólo queda descansar hasta el próximo asalto y, por supuesto, hacerlo con la satisfacción del trabajo bien hecho.

^ subir Imprimir Documento
ENLACES DE PIE DE PÁGINA
v16.0.0.0.1
    
        

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar Más información