Armada Española

Actividades

EUNAVFOR (Operación Atalanta).- BAA 'Castilla' (L-52) - Vida a bordo - Actividades - Armada Española - Ministerio de Defensa - Gobierno de España

Icono de twitter Icono de RSS
martes, 11 diciembre 2018 - documento de las 03:24:40
CONTENIDO PRINCIPAL DE LA PÁGINA

Vida a bordo Actividades

EUNAVFOR (Operación Atalanta).- BAA 'Castilla' (L-52)

martes, 20 de noviembre de 2018

Vida a bordo, 20 de noviembre de 2018.

El despliegue de un buque de la Armada a zonas de operaciones lejanas y por tiempos prolongados implica una importante labor de previsión, selección y obtención de todo el material a embarcar. Esta tarea tiene una gran importancia, y para comprenderla basta preguntarse qué ocurriría si el barco no dispusiera de un repuesto crítico —cuya carencia pusiera en riesgo la misión o la seguridad de la Dotación— o si se agotara el material de limpieza a bordo. ¿Quién asume esta responsabilidad?

El personal de la Oficina de Aprovisionamiento del "Castilla" la componen los Antonios —como algunos les llaman por ser tocayos— expertos conocedores de nuestros pañoles de suministros y repuestos; también son piezas fundamentales del equipo Bienvenido y doña Gema, encargados de coordinar y gestionar la actividad del Destino.

El aprovisionamiento del buque previo a una misión comienza mucho antes de su despliegue, cuando aún se encuentra atracado en su base. Durante meses, el personal de Aprovisionamiento centraliza las necesidades de cada uno de los Servicios del barco —Maniobra, Máquinas, Operaciones, así como las propias del Servicio de Aprovisionamiento— y realiza la necesaria priorización de las mismas. Una vez determinado el material de mayor trascendencia se procede a su obtención, principalmente empleando la aplicación informática SIGAPEA —acrónimo que corresponde a Sistema de Gestión del Primer Escalón de la Armada—, que permite al buque realizar los pedidos a su Arsenal de apoyo, que en nuestro caso es La Carraca (San Fernando).

Tras la fase de alistamiento del buque y largada ya la última estacha aquel 19 de julio, el trabajo del Destino de Aprovisionamiento ha cambiado sustancialmente: los Antonios, Doña Gema y Bienve siguen realizando sus funciones habituales, pero además tienen la gran responsabilidad de administrar adecuadamente todos los suministros consumibles de los que se dispone a bordo y de asegurarse de que el material enviado desde España mediante los distintos vuelos logísticos es recibido y almacenado —o entregado a sus utilizadores, según proceda—.

Cada mañana, el personal de los diferentes Destinos del buque se presenta en la Oficina de Aprovisionamiento para solicitar material a través de las "diarias", pequeños listados en los que se anota el material requerido. Los pañoleros ejercen entonces ese necesario racionamiento y entregan la cantidad que estiman conveniente, para así garantizar las existencias de todos los productos durante la misión. Terminado el día se introduce en la base de datos el material entregado, lográndose así un conocimiento total y exhaustivo de las existencias restantes.

Gracias al esfuerzo diario del personal de Aprovisionamiento, la Dotación del Castilla puede tener la tranquilidad de que no faltarán los elementos esenciales para mantener la capacidad operativa, la seguridad y la calidad de vida a bordo durante esta larga navegación.

^ subir Imprimir Documento
ENLACES DE PIE DE PÁGINA
v16.0.0.0.1
    
        

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar Más información