Armada Española

Actividades

Despliegue africano - Patrullero 'Infanta Elena' (P-76) - Vida a bordo - Actividades - Armada Española - Ministerio de Defensa - Gobierno de España

Icono de twitter Icono de RSS
jueves, 21 junio 2018 - documento de las 12:06:15
CONTENIDO PRINCIPAL DE LA PÁGINA

Despliegue africano - Patrullero 'Infanta Elena' (P-76)

Vida a bordo Actividades

Despliegue africano - Patrullero 'Infanta Elena' (P-76)

domingo, 13 de mayo de 2018

Vida a bordo, 13 de mayo de 2018

Buenos noches a todos!,

Afortunadamente las actividades nos han permitido tomarnos un respiro y tener un magnífico día para descubrir la isla. La verdad es que la mañana empezó con un viento de 20 nudos y lluvia torrencial, pero eso no nos detuvo y con mochila en mano nos dispusimos a conocer el entorno.

La isla es un auténtico jardín botánico de principio a fin. La flora es de una variedad única con algunos ejemplares dignos de mención: el cacao, la banana, la palma y el coco. Durante mucho tiempo esta pequeña isla ha sido el mayor productor de cacao de todo el mundo. Sus plantaciones son las mismas, pero sus exportaciones han disminuido a pesar de tener la misma producción. Es un caso de estudio, la verdad. Los demás frutos crecen a un ritmo fantástico y en tal abundancia que no hay más que levantar una mano en casi cualquier parte de la isla y toparse con alguno de los frutos en el aire. Todo el follaje es muy denso y resulta complicado avanzar apenas tres o cuatro metros tierra adentro desde cualquier acera o carretera. A menos que se tenga un machete en la mano para ayudarse, no es posible avanzar.

La otra nota distintiva de la isla son sus playas. Muchas son de difícil acceso, con lo que su estado es realmente excepcional. Gozan de interminables cocoteros que adornas las orillas y, aunque hay poca arena a lo largo de toda su costa, hay la suficiente para dar la imagen de lo que son: playas paradisíacas.

Las casas son de una construcción muy endeble. Son todas sencillas de diseño y construidas sobre varias columnas de cara a mantenerlas a varios metros del terreno, para evitar que las aguas torrenciales (como las de hoy!) se las lleven por delante. Las más viejas tienen además unas aperturas en los tejados para permitir la evacuación de la humedad que se acumula en su interior, pero son pocas las que conservan este elemento debido a que por su mala construcción, duran muy poco las casas y las más nuevas se construyen sin estas aperturas.

Hay sólo una carretera en la isla, pero está en muy mal estado, lo que hace el acceso a toda la geografía difícil. Por otro lado, esto también permite que su fauna y flora se conserve en el estado en que está actualmente.

La gente de esta isla es muy amigable y saludan a los pocos turistas que estamos aquí de forma muy efusiva. También disfruta de una gastronomía muy buena, aunque la variedad se limita sobre todo al pescado, que no es poco!.

Mañana además de salir a la mar, tendremos una mañana complicada por el enorme volumen de trabajo que nos espera con nuestros homólogos de esta tierra. Trabajaremos en todas las áreas de colaboración y haremos numerosos simulacros, tras los cuales podremos comer para a continuación levar y salir rumbo a nuestro siguiente destino: Senegal.

Desde la mar, un fuerte abrazo a todos y feliz domingo!

^ subir Imprimir Documento
ENLACES DE PIE DE PÁGINA
v16.0.0.0.1
    
        

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar Más información