Armada Española

Actividades

SNMG-1 .- Fragata 'Álvaro de Bazán' (F-101) - Vida a bordo - Actividades - Armada Española - Ministerio de Defensa - Gobierno de España

Icono de twitter Icono de RSS
miércoles, 26 septiembre 2018 - documento de las 11:04:27
CONTENIDO PRINCIPAL DE LA PÁGINA

Vida a bordo Actividades

SNMG-1 .- Fragata 'Álvaro de Bazán' (F-101)

martes, 15 de mayo de 2018

Vida a bordo, 15 de mayo de 2018

Comenzando una nueva singladura en demanda de un puerto querido en nuestra Patria, La Coruña, se toca temprano preparación del buque para salir a la mar. El día se presentaba soleado y en calma, lo que muchos describirían en sus casas como un día de “matar moscas”. Casablanca lucía un maravilloso color y una iluminación que auguraban una bonita despedida.

A la voz de Babor y Estribor de guardia, tras desatracar el buque turco “Gediz”, el cual, se encontraba abarloado a nosotros por la banda de Babor, la dotación ocupa sus puestos para realizar la maniobra. Todos y cada uno de nosotros, nos alegrábamos de poder despedir este puerto, pues no significa más que otra cosa: la vuelta a casa para una gran mayoría.

Distintas personas a las que pude preguntar sobre su estancia en la capital de Marruecos deja ver claramente que siempre es fructífero poder conocer otras culturas y más aún, una tan diferente a la nuestra aunque seamos vecinos.

Una vez finalizada la maniobra, la mar parece ser un inconveniente. La dotación consciente de la demanda de un esfuerzo hace lo posible por recuperarse de sus estados de mareo y fatiga para poder incorporarse lo antes posible a sus funciones y desempeñarlas de la mejor manera posible. Además, una sabrosa comida hace más fácil y posible que uno recupere el semblante.

La recién iniciada singladura tan sólo serán tres días, pero como todo, se necesita preparación. Durante toda la mañana se preparan los distintos ejercicios previstos para el tránsito, y mientras se hacen limpiezas en profundidad, ya que inevitablemente el buque quedó cubierto por una capa de arena causada por el ambiente seco y empolvado del aire de Casablanca.

Es sin duda un día de sentimientos encontrados, en el que sin ningún tipo de duda, la añoranza y el deseo de reencontrarse con la familia cobran gran importancia. El poder estar sincronizado con el exigente ritmo del barco, y dar la talla en cada una de las labores que se nos atañen, ya son normales y no es tan difícil como en los inicios.

A todo esto, se suma un ajustado y demandante calendario, que se ve dificultado por la mala mar, la cual, conforme transcurre el día  y la noche, empeora. Es inevitable sacar arrojos para afrontar de la mejor manera esta mar picada de través y hacer inminente que la Armada Española es capaz de afrontar y ejecutar ejercicios antiaéreos en colaboración con unidades aéreas portuguesas de cara a adiestrar el personal y cubrir todos los puestos en Zafarrancho de Combate. Tiene lugar el ocaso, dejando por el través de Estribor Lisboa y en demanda de puerto nacional, con un crepúsculo vespertino claro y despejado.

Sin más, y con sobradas ganas de arribar a vuestro lado, me despido de vosotros diciendo lo importantes que sois nuestras familias, y que estáis presentes en nuestros pensamientos y en cada cosa que hacemos. Y luciendo en lo alto nuestro pabellón de colores de sangre y oro, no me gustaría finalizar sin el himno de nuestro querido hogar, la fragata “Álvaro de Bazán”, Rey servido, Patria  honrada.

Un afectuoso saludo.

AF. María José Gil Fernández.

^ subir Imprimir Documento
ENLACES DE PIE DE PÁGINA
v16.0.0.0.1
    
        

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar Más información